Congregacion para la Doctrina de la Fe - 2. Recomendaciones a todos los educadores

2. Recomendaciones a todos los educadores


118. 1. Dado que cada nino o joven ha de poder vivir la propia sexualidad en modo conforme a los principios cristianos, y por tanto ejercitando la virtud de la castidad, ningun educador -ni siquiera los padres- puede interferir tal derecho (Mt 18,4-7).9


119. 2. Se recomienda respetar el derecho del nino o del joven a ser informado adecuadamente por los propios padres acerca de las cuestiones morales y sexuales de manera que sea atendido su deseo de ser casto y formado en la castidad.10 Dicho derecho viene especificado, ademas, por la etapa de desarrollo del nino, por su capacidad de integrar la verdad moral con la informacion sexual y por el respeto a su serenidad e inocencia.


120. 3. Se recomienda respetar el derecho del nino o del joven a retirarse de toda forma de instruccion sexual impartida fuera de casa.11 Nunca han se ser penalizados ni discriminados por tal decision ni ellos ni los demas miembros de su familia.

Cuatro principios operativos y normas particulares


121. A la luz de estas recomendaciones, la educacion en el amor puede concretizarse en cuatro principios operativos.


122. 1. La sexualidad humana es un misterio sagrado que debe ser presentado segun la ensenanza doctrinal y moral de la Iglesia, teniendo siempre en cuenta los efectos del pecado original.

Informado por la reverencia y el realismo cristiano, este principio doctrinal debe guiar toda actuacion de la educacion en el amor. En una época en que se ha eliminado el misterio de la sexualidad humana, los padres deben estar atentos, en su ensenanza y en la ayuda que otros les ofrecen, a evitar toda banalizacion de la sexualidad humana. Particularmente se debe mantener el respeto profundo de la diferencia entre hombre y mujer que refleja el amor y la fecundidad del Dios mismo.


123. Al mismo tiempo, en la ensenanza de la doctrina y de la moral catolica acerca de la sexualidad, se deben tener en cuenta las consecuencias del pecado original, es decir, la debilidad humana y la necesidad de la gracia de Dios para superar las tentaciones y evitar el pecado. En tal sentido, se debe formar la conciencia de cada individuo de manera clara, precisa y en sintonia con los valores espirituales. La moral catolica, sin embargo, no se limita a ensenar que es pecado y a evitarlo; se ocupa ante todo del crecimiento en las virtudes cristianas y del desarrollo de la capacidad del don de si segun la propia vocacion de la persona.


124. 2. Deben ser presentadas a los ninos y a los jovenes solo informaciones proporcionadas a cada fase del desarrollo individual.

Este principio de oportunidad segun el momento ha sido expuesto al tratar de las diversas fases del desarrollo de los ninos y los jovenes. Los padres y cuantos les ayudan han de ser sensibles: a) a las diversas fases de desarrollo, particularmente aquellas de los " anos de la inocencia " y de la pubertad, b) al modo en que cada nino o joven hace experiencia de las diversas etapas de la vida, c) a los problemas particulares asociados con estas etapas.


125. A la luz de este principio, cabe senalar la importancia de la eleccion del momento oportuno en relacion a los problemas especificos.

a) En la ultima adolescencia, los jovenes deben ser introducidos primero en el conocimiento de los indicios de fertilidad y luego en el de la regulacion natural de la fertilidad, pero solo en el contexto de la educacion al amor, de la fidelidad matrimonial, del plan de Dios para la procreacion y el respeto de la vida humana.

b) La homosexualidad no debe abordarse antes de la adolescencia a no ser que surja algun especifico problema grave en una concreta situacion.12 Este tema ha de ser presentado en los términos de la castidad, de la salud y de la " verdad sobre la sexualidad humana en su relacion con la familia, como ensena la Iglesia ".13

c) Las perversiones sexuales, que son relativamente raras, no han de tratarse si no a través de consejos individuales, como respuesta de los padres a problemas verdaderos.


126. 3. No se ha de presentar ningun material de naturaleza erotica a los ninos o a los jovenes de cualquier edad que sean, ni individualmente ni en grupo.

Este principio de decencia salvaguardia la virtud de la castidad cristiana. Por ello, al comunicar la informacion sexual en el contexto de la educacion al amor, la instruccion ha de ser siempre " positiva y prudente ",14 " clara y delicada ".15 Estas cuatro palabras, usadas por la Iglesia Catolica, excluyen toda forma de contenido inaceptable de la educacion sexual.16

Ademas, representaciones graficas y reales del parto, por ejemplo en un film, aunque no sean eroticas, solo podran hacerse gradualmente, y en modo que no creen miedo o actitudes negativas hacia la procreacion en las ninas y en las mujeres jovenes.


127. 4. Nadie debe ser invitado, y mucho menos obligado, a actuar en modo que pueda ofender objetivamente la modestia o lesionar subjetivamente la propia delicadeza y el sentido de " su intimidad ".

Este principio de respeto al nino y al joven excluye toda forma impropia de involucrarles. Cabe senalar, entre otros, los siguientes métodos abusivos de educacion sexual: a) toda representacion " dramatizada ", gestos o " funciones ", que describen cuestiones genitales o eroticas; b) la realizacion de imagenes, disenos, modelos, etc. de este género; c) la peticion de proporcionar informaciones personales acerca de asuntos sexuales17 o de divulgar informaciones familiares; d) los examenes, orales o escritos, sobre cuestiones genitales o eroticas.

Los varios métodos particulares


128. Estos principios y normas pueden guiar a los padres, y a cuantos les ayudan, a hacer uso de los diversos métodos que parecen idoneos segun la experiencia de padres y expertos. Pasamos a senalar estos métodos recomendados y a indicar también los principales métodos que hay que evitar, junto a las ideologias que los promueven o inspiran.

a) Métodos recomendados


129. El método normal y fundamental, propuesto ya en esta guia, es el dialogo personal entre los padres y los hijos, es decir, la formacion individual en el ambito de la familia. No es, en efecto, sustituible este dialogo confiado y abierto con los propios hijos, porque respeta no solo las etapas del desarrollo sino también al joven como persona singular. Cuando los padres piden ayuda a otros, existen diversos métodos utiles que podran ser recomendados a la luz de la experiencia de los padres y conforme a la prudencia cristiana.


130. 1. Como pareja, o como individuos, los padres pueden encontrarse con otros que estan preparados en la educacion al amor y beneficiarse de su experiencia y competencia, y estos proporcionarles libros y otros recursos aprobados por la autoridad eclesiastica.


131. 2. Los padres, no siempre preparados para afrontar ciertas problematicas ligadas a la educacion en el amor, pueden participar con los propios hijos en reuniones guiadas por personas expertas y dignas de confianza como, por ejemplo, médicos, sacerdotes, educadores. Por motivos de mayor libertad de expresion, en algunos casos, resultan aconsejables las reuniones solo con las hijas o con los hijos.


132. 3. En ciertas ocasiones, los padres pueden encargar una parte de la educacion en el amor a otra persona de confianza, si hay cuestiones que exijan una especifica competencia o un cuidado pastoral en casos particulares.


133. 4. La catequesis sobre la moral puede desarrollarse por personas de confianza, poniendo particular atencion a la ética sexual durante la pubertad y la adolescencia. Los padres han de interesarse en la catequesis moral que reciben sus hijos fuera del hogar y utilizarla como apoyo para su labor educativa; tal catequesis no debe comprender los aspectos mas intimos, biologicos o afectivos de la informacion sexual, que pertenecen a la formacion individual en familia.18


134. 5. La formacion religiosa de los mismos padres, en especial la solida preparacion catequética de los adultos en la verdad del amor, constituye la base de una fe madura que puede guiarlos en la formacion de sus hijos.19 Tal catequesis permite no solo profundizar en la comprension de la comunidad de vida y de amor del matrimonio, sino aprender a comunicarse mejor con los propios hijos. Ademas, durante el proceso de esta formacion en el amor de sus hijos, los padres obtendran gran beneficio pues descubriran que este ministerio de amor les ayuda a mantener " viva conciencia del "don", que continuamente reciben de los hijos ".20 Para capacitar a los padres a llevar a cabo su tarea educativa, puede ser de interés promover cursos de formacion especial con la colaboracion de expertos.

b) Métodos e ideologias que deben ser evitadas


135. Los padres deben prestar atencion a los modos en que se transmite a sus hijos una educacion inmoral, segun métodos promovidos por grupos con posiciones e intereses contrarios a la moral cristiana.21 No es posible indicar todos los métodos inaceptables: se presentan solamente algunos mas difundidos, que amenazan a los derechos de los padres y la vida moral de sus hijos.


136. En primer lugar los padres deben rechazar la educacion sexual secularizada y antinatalista, que pone a Dios al margen de la vida y considera el nacimiento de un hijo como una amenaza. La difunden grandes organismos y asociaciones internacionales promotores del aborto, la esterilizacion y la contracepcion. Tales organismos quieren imponer un falso estilo de vida en contra de la verdad de la sexualidad humana. Actuando a nivel nacional o provincial, dichos organismos buscan suscitar entre los ninos y los jovenes el temor con la " amenaza de la superpoblacion ", para promover asi la mentalidad contraceptiva, es decir, una mentalidad " anti-vida "; difunden falsos conceptos sobre la " salud reproductiva " y los " derechos sexuales y reproductivos " de los jovenes.22 Ademas, algunas organizaciones antinatalistas sostienen clinicas que, violando los derechos de los padres, ofrecen el aborto y la contracepcion para los jovenes, promoviendo la promiscuidad y el incremento de los embarazos entre las jovenes. " Mirando hacia el ano 2000, ?como no pensar en los jovenes? ?Qué se les propone? Una sociedad constituida por cosas y no por personas; el derecho a hacer todo, desde la mas tierna edad, sin limite alguno, pero con la mayor seguridad posible. Por otra parte, vemos que la entrega desinteresada de si, el control de los instintos, el sentido de la responsabilidad son consideradas nociones pertenecientes a otra época ".23


137. El caracter inmoral del aborto, procurado quirurgica o quimicamente, antes de la adolescencia puede ser explicado gradualmente en los términos de la moral catolica y de la reverencia por la vida humana.24

En relacion con la esterilizacion y la contracepcion, su exposicion no se debera realizar antes de la adolescencia y se desarrollara solo en conformidad con la ensenanza de la Iglesia Catolica.25 Se subrayaran los valores morales, espirituales y sanitarios de los métodos de la regulacion natural de la fertilidad, indicando al mismo tiempo, los peligros y los aspectos éticos de los métodos artificiales. Se mostrara especialmente la sustancial y profunda diferencia existente entre los métodos naturales y los artificiales, tanto en relacion con el proyecto de Dios sobre el matrimonio, como en cuanto a la " reciproca donacion total de los conyuges "26 y a la apertura a la vida.


138. En algunas sociedades existen asociaciones profesionales de educadores, consejeros y terapistas del sexo. Su trabajo se basa, no raramente, en teorias malsanas, privadas de valor cientifico y cerradas a una auténtica antropologia, que no reconoce el verdadero valor de la castidad; por eso, los padres deberan cerciorarse con mucha cautela sobre la orientacion de tales asociaciones, no confiandose por el tipo de reconocimiento oficial que hubieran recibido. El hecho de que su punto de vista se encuentra en contradiccion con las ensenanzas de la Iglesia, se manifiesta no solo en su modo de actuar, sino en sus publicaciones, ampliamente difundidas en diversos paises.


139. Otro abuso tiene lugar cuando se imparte la educacion sexual ensenando a los ninos, también graficamente, todos los detalles intimos de las relaciones genitales. Este mal se da hoy con frecuencia con el fin de ofrecer una educacion para el " sexo seguro ", sobre todo en relacion con la difusion del SIDA. En este contexto, los padres deben rechazar la promocion del llamado " safe sex " o " safer sex ", una politica peligrosa e inmoral, basada en la teoria ilusoria de que el preservativo (condon) pueda dar proteccion adecuada contra el SIDA. Los padres deben insistir en la continencia fuera del matrimonio y en la fidelidad en el matrimonio como la unica verdadera y segura educacion para la prevencion de dicho contagio.


140. Otro método ampliamente utilizado, y a menudo igualmente danoso, es la llamada " clarificacion de los valores " . Los jovenes son animados a reflexionar, clarificar y decidir las cuestiones morales con la maxima " autonomia " ignorando, sin embargo, la realidad objetiva de la ley moral en general, y descuidando la formacion de las conciencias sobre los preceptos morales especificos cristianos, corroborados por el Magisterio de la Iglesia.27 Se infunde en los jovenes la idea de que un codigo moral ha de ser algo creado por ellos mismos, como si el hombre fuera fuente y norma de la moral.

Este llamado método de clarificacion de los valores obstaculiza la verdadera libertad y la autonomia de los jovenes durante un periodo inseguro de su desarrollo.28 No solo favorece en la practica la opinion de la mayoria, sino que se coloca a los jovenes ante situaciones morales complejas, lejanas de las normales elecciones éticas que deben afrontar, donde el bien o el mal se reconocen con facilidad. Este método tiende a aliarse estrechamente con el relativismo moral, estimulando la indiferencia respecto a la ley moral y el permisivismo.


141. Los padres han de prestar atencion también a los modos con los cuales la instruccion sexual se inserta en el contexto de otras materias, sin duda utiles (por ejemplo: la sanidad y la higiene, el desarrollo personal, la vida familiar, la literatura infantil, los estudios sociales y culturales, etc.). En estos casos es mas dificil controlar el contenido de la instruccion sexual. Dicho método de la inclusion es utilizado especialmente por quienes promueven la instruccion sexual en la perspectiva del control de los nacimientos o en los paises donde el gobierno no respeta los derechos de los padres en este ambito. Pero la misma catequesis quedara distorsionada si los vinculos inseparables entre la religion y moral fueran utilizados como pretexto para introducir en la instruccion religiosa informaciones sexuales, biologicas y afectivas, que solo los padres han de dar segun su prudente decision en el propio hogar.29


142. Finalmente, es necesario tener presente, como orientacion general, que todos los distintos métodos de educacion sexual deben ser juzgados por los padres a la luz de sus principios y de las normas morales de la Iglesia, que expresan los valores humanos de la vida cotidiana.30 No deben olvidarse los efectos negativos que algunos métodos pueden producir en la personalidad de los ninos y de los jovenes.

La inculturacion y la educacion en el amor


143. Una auténtica educacion en el amor debe tener en cuenta el contexto cultural en que viven los padres y sus hijos. Como una intima union entre la fe profesada y la vida concreta, la inculturacion es una armonizacion entre la fe y la cultura, donde Cristo y su Evangelio tienen la precedencia absoluta sobre la cultura. " Porque transciende todo el orden de la naturaleza y de la cultura, la fe cristiana, por una parte, es compatible con todas las culturas, en lo que tienen de comun con la recta razon y con la buena voluntad, y por la otra, es, en grado eminente, una energia dinamica de la cultura. Un principio ilumina las relaciones entre fe y cultura: la gracia respeta la naturaleza, la sana de las heridas del pecado, la corrobora y la eleva. La eleccion a la vida divina es la finalidad especifica de la gracia, pero no puede realizarse sin que la naturaleza sea sanada y sin que la elevacion al orden sobrenatural conduzca la naturaleza, en su propia linea, a una plenitud de realizacion ".31 Por tanto, nunca cabe justificar la educacion sexual explicita y precoz de los ninos en nombre de la prevalente cultura secularizada. Por otra parte, los padres deben educar a sus hijos para que sepan entender y, en lo necesario, enfrentarse con las fuerzas de cada cultura, para que sigan siempre el camino de Cristo.


144. En las culturas tradicionales, los padres no deben aceptar las practicas contrarias a la moral cristiana, por ejemplo, en los ritos asociados con la pubertad, que a veces implican la introduccion de los jovenes en practicas sexuales o actos contrarios a la integridad y dignidad de la persona como la mutilacion genital de las jovenes. Pertenece a las autoridades de la Iglesia, juzgar la compatibilidad de las costumbres locales con la moral cristiana. Las tradiciones de la modestia y del recato en materia sexual, que caracterizan las diversas sociedades, deben ser siempre respetadas. Al mismo tiempo, el derecho de los jovenes a una adecuada informacion ha de ser mantenido. Ademas, se ha de respetar el papel particular de la familia en cada cultura,32 sin imponer ningun modelo occidental de educacion sexual.

VIII CONCLUSION

Asistencia a los padres


145. Existen diversos modos de ayudar y apoyar a los padres en el ejercicio del derecho-deber fundamental de educar a los propios hijos en el amor. Dicha asistencia no significa nunca privar a los padres ni disminuirles su propio derecho-deber formativo, que permanece " original y primario ", " insustituible e inalienable ".33 Por esto, el papel de quienes ayudan a los padres es siempre a) subsidiario, puesto que la mision formativa de la comunidad familiar es siempre preferible, y b) subordinado, es decir, sujeto a la guia atenta y al control de los padres. Todos han de observar el orden justo de cooperacion y colaboracion entre los padres y quienes pueden ayudarles en su tarea. Es evidente que tal ayuda debe ser proporcionada principalmente a los padres y no a los hijos.


146. Quienes son llamados a ayudar a los padres en la educacion al amor de sus hijos, han de estar dispuestos y preparados a ensenar en conformidad con la auténtica doctrina moral de la Iglesia Catolica. Ademas, deben ser personas maduras, de buena reputacion moral, fieles al propio estado cristiano de vida, casados o célibes, laicos, religiosos o sacerdotes. No solo deben estar preparados en la materia de formacion moral y sexual, sino ser sensibles a los derechos y al papel de los padres y de la familia, asi como a las necesidades y los problemas de los ninos y jovenes.34 Asi pues, a la luz de los principios y del contenido de esta guia, se deben situar " en el mismo espiritu que anima a los padres ";35 y, si los padres se creen preparados para impartir adecuadamente la educacion sexual, no estan obligados a aceptar dicha asistencia.

Fuentes validas para la educacion en el amor


147. El Pontificio Consejo para la Familia es consciente de la gran necesidad de material valido y especificamente preparado para los padres, de acuerdo con los principios ilustrados en la presente guia. Los padres dotados de la debida competencia y convencidos de estos principios, han de empenarse en la preparacion de tal material. Ofreceran asi la propia experiencia y sabiduria para ayudar a otros en la educacion de sus hijos a la castidad. Los padres acogeran la ayuda y la vigilancia de la autoridad eclesiastica competente para promover el material adecuado y eliminar o corregir, lo que no esta en consonancia con los principios antes ilustrados acerca la doctrina, los tiempos oportunos, el contenido y los métodos de dicha educacion.36 Tales principios se aplican también a los medios modernos de comunicacion social. Especialmente, este Pontificio Consejo confia en la obra de sensibilizacion y de apoyo a los padres por parte de las Conferencias Episcopales, para que sepan reclamar, donde sea necesario, frente los programas del Estado en este campo, el derecho y los ambitos propios de la familia y los padres.

Solidaridad con los padres


148. En el cumplimiento de su ministerio de amor hacia los propios hijos, los padres deberian gozar del apoyo y la cooperacion de los demas miembros de la Iglesia. Los derechos de los padres han de ser reconocidos, tutelados y mantenidos no solo para asegurar la solida formacion de los ninos y de los jovenes, sino para garantizar el justo orden de cooperacion y colaboracion entre los padres y quienes pueden ayudarles en su tarea. Igualmente en las parroquias y otras formas de apostolado, el clero y los religiosos han de sostener y estimular a los padres en el esfuerzo por formar a los propios hijos. A su vez, los padres deben recordar que la familia no es la unica o exclusiva comunidad formativa. Han de cultivar una relacion cordial y activa con las personas que pueden ayudarles, sin olvidar nunca que sus propios derechos son inalienables.

Esperanza y confianza


149. Frente a los grandes retos para la castidad cristiana, los dones de naturaleza y gracia otorgados a los padres constituyen las bases mas solidas sobre las que la Iglesia forma a sus propios hijos. Gran parte de la formacion en familia es indirecta, encarnada en un clima de amabilidad y ternura, que surge de la presencia y del ejemplo de los padres cuando su amor es puro y generoso. Si se tiene confianza en los padres para esta tarea de educacion en el amor, se sentiran estimulados a superar los retos y problemas de nuestro tiempo con la fuerza de su amor.


150. El Pontificio Consejo para la Familia exhorta por tanto a los padres para que, convencidos del apoyo de Dios, tengan confianza en sus derechos y en sus deberes en orden a la educacion de sus hijos, y la lleven a cabo con sabiduria y responsabilidad. En este noble deber, los padres han de poner siempre su confianza en Dios a través de la invocacion al Espiritu Santo, el dulce Paraclito, dador de todos los bienes. Pidan la potente intercesion y proteccion de Maria Inmaculada, Virgen Madre del amor hermoso y modelo de la pureza fiel. Invoquen a San José, su esposo justo y casto, siguiendo su ejemplo de fidelidad y pureza de corazon.37 Apoyense los padres constantemente en el amor que ofrecen a sus hijos, un amor que " elimina todo temor ", que " todo lo excusa, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta " (1Co 13,7). Dicho amor tiende y ha de ser orientado a la eternidad, hacia la eterna felicidad prometida por nuestro Senor Jesucristo a quienes le siguen: " Bienaventurados los puros de corazon, porque veran a Dios " (Mt 5,8).

Ciudad del Vaticano,8 diciembre 1995.

Alfonso Cardenal Lopez Trujillo

Presidente del Pontificio Consejo

para la Familia

+ S. E. Mons. Elio Sgreccia

Secretario






Notificacion Del Vaticano Sobre Los Escritos De Anthony De Mello

Advierte que contienen conceptos "incompatibles con la fe catolica"

Congregacion Para La Doctrina De La Fe

Notificacion Sobre Los Escritos Del Padre Anthony De Mello Sj

El Padre Jesuita de la India, Anthony de Mello (1931-1987), es muy conocido debido a sus numerosas publicaciones, las cuales, traducidas a diversas lenguas, han alcanzado una notable difusion en muchos paises, aunque no siempre se trate de textos autorizados por él. Sus obras, que tienen casi siempre la forma de historias breves, contienen algunos elementos validos de la sabiduria oriental, que pueden ayudar a alcanzar el dominio de si mismo, romper los lazos y afectos que nos impiden ser libres, y afrontar serenamente los diversos acontecimientos favorables y adversos de la vida. Particularmente en sus primeros escritos, el P. de Mello, no obstante las influencias evidentes de las corrientes espirituales budista y taoista, se mantuvo dentro de las lineas de la espiritualidad cristiana. En estos libros trata los diversos tipos de oracion: de peticion, intercesion y alabanza, asi como de la contemplacion de los misterios de la vida de Cristo, etc.

Pero ya en ciertos pasajes de estas primeras obras, y cada vez mas en sus publicaciones sucesivas, se advierte un alejamiento progresivo de los contenidos esenciales de la fe cristiana. El Autor sustituye la revelacion acontecida en Cristo con una intuicion de Dios sin forma ni imagenes, hasta llegar a hablar de Dios como de un vacio puro. Para ver a Dios haria solamente falta mirar directamente el mundo. Nada podria decirse sobre Dios; lo unico que podemos saber de El es que es incognoscible. Ponerse el problema de su existencia seria ya un sinsentido. Este apofatismo radical lleva también a negar que la Biblia contenga afirmaciones validas sobre Dios. Las palabras de la Escritura serian indicaciones que deberian servir solamente para alcanzar el silencio. En otros pasajes el juicio sobre los libros sagrados de las religiones en general, sin excluir la misma Biblia, es todavia mas severo: éstos impedirian que las personas sigan su sentido comun, convirtiéndolas en obtusas y crueles. Las religiones, incluido el Cristianismo, serian uno de los principales obstaculos para el descubrimiento de la verdad. Esta verdad, por otra parte, no es definida nunca por el Autor en sus contenidos precisos. Pensar que el Dios de la propia religion sea el unico, seria simplemente fanatismo. Dios es considerado como una realidad cosmica, vaga y omnipresente. Su caracter personal es ignorado y en practica negado.

El P. de Mello muestra estima por Jesús, del cual se declara "discipulo". Pero lo considera un maestro al lado de los demas. La unica diferencia con el resto de los hombres es que Jesús era "despierto" y plenamente libre, mientras los otros no. Jesús no es reconocido como el Hijo de Dios, sino simplemente como aquel que nos ensena que todos los hombres son hijos de Dios. También las afirmaciones sobre el destino definitivo del hombre provocan perplejidad. En cierto momento se habla de una "disolucion" en el Dios impersonal, como la sal en el agua. En diversas ocasiones se declara también irrelevante la cuestion del destino después de la muerte. Deberia interesar solamente la vida presente. En cuanto a ésta, puesto que el mal es solamente ignorancia, no existirian reglas objetivas de moralidad. El bien y el mal serian solamente valoraciones mentales impuestas a la realidad.

En coherencia con lo expuesto hasta ahora, se puede comprender como, segun el Autor, cualquier credo o profesion de fe en Dios o en Cristo impedirian el acceso personal a la verdad. La Iglesia, haciendo de la palabra de Dios en la Escritura un idolo, habria terminado por expulsar a Dios del templo. En consecuencia, la Iglesia habria perdido la autoridad para ensenar en nombre de Cristo.

Con la presente Notificacion, esta Congregacion, a fin de tutelar el bien de los fieles, considera obligado declarar que las posiciones arriba expuestas son incompatibles con la fe catolica y pueden causar grave dano.

El Sumo Pontifice Juan Pablo II, en el curso de la audiencia concedida al infrascrito Prefecto, ha aprobado la presente Notificacion, decidida en la Sesion ordinaria de esta Congregacion, y ha ordenado su publicacion.

Dado en Roma, en la sede de la Congregacion para la Doctrina de la Fe, el 24 de Junio de 1998, Solemnidad de la Natividad de San Juan Bautista.

+ Joseph Card. Ratzinger. + Tarcisio Bertone STB, Arzobispo Emérito de Vercelli,

PREFECTO SECRETARIO

Nota Ilustrativa

Las publicaciones del jesuita de la India P. Anthony de Mello (1931-1987) han alcanzado una notable difusion en muchos paises y entre personas de diferentes condiciones. En tales escritos, con en un estilo asequible y de facil lectura, en la mayoria de los casos en forma de breves narraciones, ha recogido algunos elementos validos de la sabiduria oriental que pueden ayudar a alcanzar el dominio de si, romper los lazos y afectos que nos impiden ser realmente libres, evitar el egocentrismo, afrontar con serenidad las vicisitudes de la vida sin dejarse influenciar por el mundo exterior, a la vez que percibir la riqueza del mundo que nos rodea. Es de justicia senalar estos valores positivos, que se pueden encontrar en muchos de los escritos del P. de Mello. Sobre todo en las obras que datan de sus primeros anos de actividad como director de retiros, aunque influenciado por las corrientes espirituales budistas y taoistas, se mueve en muchos aspectos en las lineas de la espiritualidad cristiana: se refiere a la espera, en el silencio y en la oracion, de la venida del Espiritu, puro don del Padre (Incontro con Dio,11-13). Habla muy bien de la oracion de Jesús y la que él nos ensena, tomando como base el Padre nuestro (Mt 40-43).

Habla también de la fe, del arrepentimiento, de la contemplacion de los misterios de la vida de Cristo segun el método de san Ignacio. En su obra Sàdhana. Un cammino verso Dio, publicado por primera vez en 1978, sobre todo en su parte final (La devozione, pp. 175-235), Jesús ocupa un lugar central: se habla de la oracion de peticion, de la oracion de intercesion, tal como Jesús ensena en el evangelio, de la oracion de alabanza, de la invocacion del nombre de Jesús. El libro esta dedicado a la Bienaventurada Virgen Maria, modelo de la contemplacion (p.11).

Pero ya en esto volumen desarrolla su teoria de la contemplacion como autoconciencia (consapevolezza), que no aparece exenta de ambigüedad. Ya al comienzo de la obra se equipara la nocion de la revelacion cristiana y la de Lao-Tse, con una cierta preferencia por la de este ultimo: ""El silencio es la grand revelacion", dijo Lao-Tse. Segun nuestra forma comun de pensar, la Revelacion se encuentra en la Sagrada Escritura. Y es asi. Pero hoy quisiera que descubrieras qué revelacion puede encontrarse en el silencio" (p. 15; cfr p. 18). En el ejercicio de la conciencia (consapevolezza) de nuestras sensaciones corporales entramos ya en comunicacion con Dios (p.44). Una comunicacion que se explica en estos términos: "Muchos misticos nos dicen que, ademas de la mente y el corazon, con los cuales ordinariamente nos comunicamos con Dios, todos nosotros estamos dotados de una mente mistica y de un corazon mistico, una facultad que nos hace capaz de conocer a Dios directamente, de acogerlo e intuirlo en su mismo ser, aunque de manera oscura" (). Pero esta intuicion, sin imagenes ni forma, es la de un vacio: "¿Qué cosa miro cuando en silencio miro a Dios? Una realidad sin imagen, sin forma. ¡Un vacio!" (p. 45). Para comunicar con el infinito es necesario "mirar al vacio". Asi se llega a la conclusion, "aparentemente desconcertante, de que la concentracion en nuestra respiracion o en nuestras sensaciones corporales es una optima contemplacion, en el sentido estricto de la palabra" (p. 51). En otras obras posteriores se habla del "despertarse", de la iluminacion interior o del conocimiento: "¿Como despertarse? ¿Como saber si se duerme? Los misticos, cuando ven lo que les rodea, descubren un gran gozo que brota del corazon de las cosas. Unanimemente hablan de este gozo y del amor que lo inunda todo... ¿Como llegar a ésto? Mediante la comprension, liberandonos de las ilusiones y de las ideas deformadas" (Istruzioni di volo per aquile e polli,77; cfr Chiamati all'amore,178). La iluminacion interior es la verdadera revelacion, mucho mas importante que la que nos llega por la Escritura: "Un guru prometio a cierto estudioso una revelacion de mayores consecuencias que cualquier otra contenida en las escrituras... Cuando has adquirido conocimiento, usas una antorcha para mostrar el camino. Cuando estas iluminado, te conviertes en antorcha" (La preghiera della rana I,126-127). "La santidad no es una conquista, es una Gracia. Una gracia llamada conciencia, una gracia que se llama mirar, observar, entender. Si encendieras la luz de la conciencia y te observaras a ti y todo lo que te rodea durante el dia; si te vieras reflejado en el espejo de la conciencia de la forma en que ves tu rostro reflejado en un espejo... sin emitir ningun juicio o condena, te darias cuenta de las transformaciones maravillosas que ocurren en ti." (Chiamati all'amore,176).

En estos escritos sucesivos el P. De Mello ha llegado cada vez mas a concepciones sobre Dios, la revelacion, Cristo, el destino final del hombre, etc. que no resultan armonizables con la ensenanza de la Iglesia. Dado que muchos de sus libros no se presentan en forma doctrinal, sino como colecciones de pequenas historias, con frecuencia muy ingeniosas, las ideas subyacentes pueden pasar facilmente desapercibidas. Por ello se hace necesario llamar la atencion sobre algunos aspectos de su pensamiento que, en formas diversas, afloran a lo largo de su obra. Nos serviremos de los textos del Autor, que, aun con sus peculiares caracteristicas, muestran con claridad el pensamiento de fondo.

El P. De Mello en repetidas ocasiones hace afirmaciones sobre Dios que ignoran, si no niegan explicitamente, su caracter personal y lo reducen a una vaga realidad cosmica omnipresente. Nadie puede ayudarnos a encontrar a Dios como nadie puede ayudar al pez a encontrar el océano (cf. Un minuto di saggezza,77; Messaggio per un'aquila che si crede un pollo,115). Igualmente Dios y nos no somos ni una sola cosa ni tampoco dos como el sol y su luz, el océano y las olas no son ni una sola cosa ni tampoco dos (Un minuto di saggezza,44). Todavia con mas claridad el problema de la divinidad personal se plantea en estos términos: "Dag Hammarskjöld, ex secretario general de las Naciones Unidas, ha dicho una frase muy bella: "Dios no muere el dia en que dejamos de creer en una divinidad personal..." (Messaggio per un'aquila...,140; lo mismo en La iluminacion es la espiritualidad,60). "Si Dios es amor, entonces la distancia entre Dios y tu es idéntica a la distancia entre ti y la conciencia de ti mismo" (Shock di un minuto,287).

Se critica e ironiza con frecuencia sobre todo todo intento de lenguaje sobre Dios, con el fundamento de un apofatismo unilateral y exagerado, consecuente con la concepcion de la divinidad a que nos acabamos de referir. La relacion de Dios y la creacion se expresa con frecuencia segun la imagen hindu del bailarin y la danza: "Veo a Jesucristo y a Judas, veo victimas y perseguidores, verdugos y crucificados: una melodia unica con notas contrastantes... una danza unica tejida con pasos diferentes... en fin, me pongo delante de Dios. Lo veo como el danzante y a toda esta locura, insensatez, hilaridad, agonia espléndida que llamamos vida, como su danza..." (Alle sorgenti,178-179; cfr Il canto degli uccelli,30) ¿Qué o quién es Dios y qué son los hombres en esta "danza"? Y también: "Si quieres ver a Dios, observa directamente la creacion. No la rechaces, no reflexiones sobre ella. Limitate a mirar" (p. 41). No se ve como entra aqui la mediacion de Cristo para el conocimiento del Padre. "Dios no tiene nada que ver con la idea que tenéis de él... Lo unico que podemos saber de l es que es incognoscible (Istruzioni di volo per aquile e polli,11; Mt 12-13 Messaggio. Preghiera della rana, vol Mt 1,95). Nada por tanto se puede decir sobre Dios: "El ateo comete el error de negar aquello sobre lo que no se puede decir nada... y el teista comete el error de afirmarlo" (Shock di un minuto,30; Mt 360).

Las escrituras, incluida claramente la Biblia, no nos dan a conocer tampoco a Dios, son solo como la senal indicadora que no me dice nada sobre la ciudad a la que me dirijo: "Llego a una senal donde esta escrito Bombay... Esa senal no es Bombay y ni siquiera se le asemeja. No es un retrato de Bombay. Es un indicacion. Esto son las escrituras: una indicacion" (Istruzioni di volo... 12). Siguiendo la metafora, diriamos que la indicacion resulta inutil cuando se ha llegado al punto de destino. Y esto es lo que parece afirmar A. De Mello: "La escritura es una parte excelente, el dedo apuntado que indica la luz. Usamos sus palabras para ir mas alla y alcanzar el silencio" (Mt 15). Paradojicamente, la revelacion de Dios no se expresa en su palabra, sino en su silencio (cf. también Un minuto di saggezza,129; 167; 201, etc.; Messaggio per un'aquila che si crede un pollo,112-113). "En la Biblia se nos senala solamente el camino, como ocurre con las escrituras musulmanas, budistas, etc." (La iluminacion es la espiritualidad,64).

Se proclama por tanto un Dios impersonal que esta por encima de todas las religiones, a la vez que se ataca el anuncio cristiano acerca del Dios amor, que seia incompatible con la necesidad de la Iglesia para la salvacion: "Mi amigo y yo vamos a la feria. La feria internacional de las religiones... En el pabellon judio nos dieron unos volantes que decian que Dios era compasivo y que los judios eran su pueblo elegido. Los judios. Ningun otro pueblo era tan elegido como el pueblo judio. En el pabellon musulman aprendimos que Dios era misericordioso y que Mahoma era su unico profeta. La salvacion viene escuchando al unico profeta de Dios. En el pabellon cristiano descubrimos que Dios es amor y que no hay salvacion fuera de la Iglesia. Entra en la Iglesia o te arriesgas a condenarte eternamente. Mientras nos alejabamos pregunté a mi amigo: ¿qué piensas de Dios? l respondio: es un santurron, fanatico y cruel. Una vez llegado a casa le dije a Dios: ¿Como soportas este género de cosas, Senor? ¿No ves que desde hace siglos te estan dando mala fama? Dios respondio: yo no he organizado esta feria. Me avergonzaria incluso de visitarla" (Il canto degli uccelli, p. 186s., historia La fiera internazionale delle religioni; cf. también pp. 190-191; p. 194).

La ensenanza de la Iglesia sobre la voluntad salvifica universal de Dios y la salvacion de los no cristianos no esta expuesta en modo correcto. Y también sobre el mensaje cristiano del Dios amor: "Dios es amor. Y nos ama, y nos recompensa siempre si observamos sus mandamientos. ¿Si?, dijo el maestro. Entonces la noticia no es tan buena, ¿no?" (Shock di un minuto,218; Mt 227). Toda religion concreta es un impedimento para llegar a la verdad. De la religion en general se dice lo que veiamos afirmado de las Escrituras: "Todos los fanaticos querian agarrarse a su Dios y hacerlo el unico" (La iluminacion es la espiritualidad,65; cfr Mt 28 Mt 30). La verdad es lo que importa, venga de Buda o de Mahoma, ya que "lo importante es descubrir la verdad en donde todas las verdades coinciden, porque la verdad es una" (Mt 65). "La mayor parte de las personas, desgraciadamente, tiene suficiente religion para odiar pero no para amar" (La preghiera della rana, vol 1,146; Mt 56-57 Mt 133). Cuando se enumeran los obstaculos que impiden ver la realidad, la religion ocupa el primer lugar: "Primero, tu fe religiosa. Si tu tomas la vida como comunista o como capitalista, como musulman o como judio, estas experimentando la vida con prejuicios y de modo tendencioso: he aqui una barrera, un estrato de grasa entre la Realidad y tu espiritu, que no llega a ver ni a tocar directamente la Realidad" (Chiamati all'amore,62). "Si todos los seres humanos estuvieran dotados de un corazon asi, ninguno se etiquetaria como comu- nista o capitalista, cristiano, musulman o budista. La luz y la claridad de su vision les revelarian que todos los pensamientos, todos los prejuicios, todas las creencias, son candiles cargados de tinieblas, nada mas que signos de su propia ignorancia" (Mt 172 cfr también Un minuto di saggezza,169; Mt 227, sobre los peligros la religion). Lo que se afirma de la religion, se dice también en concreto de las Escrituras (cfr Il canto degli uccelli,186s; Shock di un minuto,28).

La filiacion divina de Jesús se diluye en la filiacion divina de los hombres: "A lo que Dios replico: Un dia de fiesta es sagrado porque demuestra que todos los dias del ano son sagrados. Y un santuario es santo porque demuestra que todos los lugares estan santificados. Asi, Cristo ha nacido para demostrar que todos los hombres son hijos de Dios" (Il canto degli uccelli,188). De Mello muestra ciertamente una adhesion personal a Cristo, del cual se declara discipulo (Alle sorgenti,13.99), en el cual cree (p. 108) y con el que se encuentra personalmente (p. 109ss; 117ss). Su presencia transfigura (cf. p. 90s). Pero otras afirmaciones resultan desconcertantes: Jesús es mencionado como un maestro entre tantos: "Lao Tze y Socrates, Buda y Jesús, Zaratustra y Mahoma" (Un minuto di saggezza,13). Jesús en la cruz aparece como el que se ha liberado perfectamente de todo: "Veo al crucificado despojado de todo: privado de su dignidad... privado de su reputacion... privado de todo apoyo... privado de su Dios... mientras miro a ese cuerpo sin vida, entiendo poco a poco que estoy mirando el simbolo de la liberacion suprema y total. Precisamente porque esta clavado en la cruz, Jesús llega a estar vivo y libre... Asi, ahora contemplo la majestad del hombre que se ha liberado de todo lo que nos hace esclavos y destruye nuestra felicidad..." (Alle sorgenti,92-93). Jesús en la cruz es el hombre libre de todos los lazos, se convierte por tanto en el simbolo de la liberacion interior de todo aquello a lo que estamos apegados ¿Es algo mas que el hombre libre? ¿Es Jesús mi salvador o me remite a una reali- dad misteriosa que le ha salvado a él?: "¿Podré alguna vez entrar en contacto, Senor, con la fuente de la cual brotan tus palabras, tu sabiduria?... ¿Podré encontrar las fuentes de tu valentia?" (Mt 116). "Lo mas bonito de Jesús es que se encontraba a gusto con los pecadores, porque entendia que no era en nada mejor que ellos... la unica diferencia entre Jesús y los pecadores era que él estaba despierto y ellos no" (Messaggio per un'aquila che si crede un pollo,37; también La iluminacion es la espiritualidad,30; 62). La presencia de Cristo en la eucaristia no es mas que un simbolo que apunta a una realidad mas profunda, la presencia de Cristo en la creacion: "Toda la creacion es Cuerpo de Cristo, y tu crees que solo esta en la Eucaristia. La Eucaristia senala esa creacion. El Cuerpo de Cristo esta por todas partes, y tu solo reparas en su simbolo que te esta apuntando lo esencial que es la vida" (La iluminacion es la espiritualidad,61).

El ser del hombre parece llamado a una disolucion, como la de la sal en el agua: "Antes de que aquel ultimo pedazo se disolviera, la muneca de sal exclamo sorprendida: ¡ahora se quién soy!" (Il canto degli uccelli,134). En otros momentos se declara irrelevante la cuestion de la vida mas alla de la muerte: "¿Hay vida después de la muerte?... ¡esa es la cuestion!, respondio el maestro enigmaticamente" (Un minuto di saggezza,93; Mt 37). "Un buen sintoma del hecho de que estais despiertos es que no os importa nada de lo que sucedera en la proxima vida. El pensamiento no os molesta; no os importa. No os interesa, punto y basta" (Messaggio per un'aquila che si crede un pollo,50-51; también Messaggio...,166). Tal vez todavia con mas claridad: "¿Porqué preocuparse del manana? ¿Hay una vida después de la muerte? ¿Sobreviviré después de la muerte? ¿Por qué preocuparse del manana? Entrad en el presente" (Messaggio...,126). "La idea que la gente tiene de la eternidad es estupida. Piensa que dura para siempre porque esta fuera del tiempo. La vida eterna es ahora, esta aqui" (La iluminacion es la espiritualidad,42).

En diferentes lugares de la vasta obra se critica de manera indiferenciada a las instituciones eclesiasticas: "Los profesionales han asumido completamente el control de la vida religiosa..." (Il canto degli uccelli,74s). La funcion del credo o la profesion de fe es juzgada negativamente, como lo que impide el acceso personal a la verdad y a la iluminacion. Asi con matices diversos en ibid. p. 50; 59; 62s; 212. "Cuando ya no te haga falta el agarrarte a las palabras de la Biblia, entonces es cuando ésta se convertira para ti en algo muy bello y revelador de la vida y su mensaje. Lo triste es que la Iglesia oficial se ha dedicado a enmarcar el idolo, encerrarlo, defenderlo, cosificandolo sin saber mirar lo que realmente significa" (La iluminacion es la espiritualidad,66). Ideas semejantes se exponen en La preghiera della rana, vol 1,21; 133,135; 139: "Un pecador publico fue excomulgado y se le prohibio entrar en la Iglesia. Fue a lamentarse con Dios: No me dejan entrar, Senor, porque soy un pecador. ¿De qué te lamentas? - dijo Dios-, tampoco me dejan entrar a mi" (Mt 148).

El mal no es mas que ignorancia, falta de la iluminacion: "Cuando Jesús ve el mal lo llama con su nombre y lo condena sin titubear. Solo que donde yo veo la maldad él ve la ignorancia... Padre, perdonalos... (Lc 23,34)" (Alle sorgenti,191). Ciertamente este texto no refleja toda la ensenanza de Jesús sobre el mal del mundo y el pecado; Jesús ha acogido a los pecadores con profunda misericordia, pero no ha negado su pecado, mas bien ha llamado a la conversion. En otros lugares hallamos todavia afirmaciones mas radicales: "No hay nada bueno ni malo, sino que el pensamiento lo hace tal" (Un minuto di saggezza,115). "En realidad no existe ni el bien ni el mal en los hombres o en la naturaleza. Existe solamente una valoracion mental impuesta a ésta o a aquella realidad" (Istruzioni di volo per aquile e polli,100; Lc 104-105). No hay razon para el arrepentimiento de los pecados, ya que de lo unico de que se trata es de despertarse al conocimiento de la realidad: "No lloréis por vuestros pecados. ¿Por qué llorar por los pecados que habéis cometido durante el sueno?" (Messaggio per un'aquila che si crede un pollo,33; Lc 51 Lc 166). La causa del mal es la ignorancia (Shock di un minuto,260). El pecado existe, pero es un acto de locura (La iluminacion es la espiritualidad,63). El arrepentimiento es asi volver a la realidad (Lc 48). "El arrepentimiento es un cambio de la mente, una vision radicalmente diversa de la realidad" (Shock di un minuto,262).

Entre estas diversas afirmaciones se da ciertamente una conexion interna: si se cuestiona la existencia de un Dios personal, no tiene sentido que se haya dirigido a nosotros en su palabra. La Escritura no posee por tanto un valor definitivo. Jesús es un maestro como los demas; solo en las primeras obras aparece como el Hijo de Dios. Tendria poco sentido esta afirmacion a partir de la concepcion de Dios a que acabamos de referirnos. Consiguientemente no se puede atribuir valor a la ensenanza de la Iglesia. Nuestra supervivencia personal mas alla de la muerte es problematica si Dios no es persona. Es claro que tales concepciones acerca de Dios, de Cristo y del hombre no son compatibles con la fe cristiana.

No podia por tanto faltar una intervencion clarificadora de parte de quien tiene la responsabilidad de tutelar la doctrina de la fe, para poner en guardia a los fieles acerca de los peligros presentes en los escritos del Padre de Mello o de cualquier modo a él atribuidos.


CONGREGACION PARA LA DOCTRINA DE LA FE


DECLARACION

DOMINUS IESUS

SOBRE LA UNICIDAD Y LA UNIVERSALIDAD SALVIFICA DE JESUCRISTO Y DE LA IGLESIA

INTRODUCCION


Congregacion para la Doctrina de la Fe - 2. Recomendaciones a todos los educadores